Esperanza de la Torre | Chocolate vs Cacao – Recopilatorio de recetas
18022
post-template-default,single,single-post,postid-18022,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Chocolate vs Cacao – Recopilatorio de recetas

 

La semana pasada te contaba en el post “La adicción al chocolate y 6 trucos que te ayudarán a superarla” que durante mucho tiempo mi relación con el chocolate fue todo menos agradable. Yo lo adoraba, pero él solo me hacía sufrir (qué melodramática me he puesto, jajajaja). Te contaba que mi adicción se debía a mis niveles bajos de magnesio. Pero, claro, la cuestión es que, si comía todo los días chocolate porque me faltaba magnesio, y el chocolate tiene mucho magnesio ¿no debería haber llegado un momento en el que mis niveles de magnesio hubiesen estado bien? Pues la respuesta es no. De hecho, es como la pescadilla que se muerde la cola: cuanto más chocolate comía, más chocolate quería y necesitaba mi cuerpo. ¿Cómo era posible? Pues atenta porque hoy te lo cuento.

 La pseudo-solución 

Efectivamente la solución que había intentado de sustituir el chocolate con leche por chocolate negro no resolvía el problema. Estaba cometiendo el mismo error o incluso peor. En aquel momento pensé que la alternativa sana del chocolate negro que me encontraba en la mayoría de los supermercados me permitía comerlo sin el más mínimo sentimiento de culpa porque era chocolate negro sin azúcar añadido (algunos incluso sin lactosa).

Sin embargo, con el tiempo estudié que los ingredientes que contienen ese tipo de alternativas no son para nada los más adecuados. El endulzante que contiene es maltitol. Y es verdad que en la parte más visible de algunos paquetes te ponen que contienen stevia. Sin embargo, lo que contiene es esteviol y la cantidad es casi insignificante (0,012%). Dichos glucósidos son obtenidos a partir de las hojas de la stevia mediante diversos procesos de extracción química. Lo que endulza es el maltitol, que es un edulcorante producido artificialmente miembro de la familia del alcohol de azúcar. Yo, desde luego, todo lo que sea producido de manera artificial lo excluyo de mi dieta.

La solución verdadera

Entonces ¿qué hace uno si quiere comer chocolate sin meterse en el cuerpo sustancias químicas que provoquen acidificación, falta de magnesio y, por tanto, una ganas exageradas de estar comiendo todo el día chocolate? Pues comer chocolate de verdad porque este chocolate no es el chocolate real. El chocolate real es el cacao crudo. Este es el verdadero chocolate que deberías comer cada día.

 En el anterior post te decía que el chocolate es el alimento que más magnesio tiene. Esto es falso. Lo que más magnesio tiene es el cacao, que es uno de los ingredientes del chocolate. Pero el chocolate desgraciadamente no aprovecha la ventaja del cacao porque contiene otros ingredientes que neutralizan el poder de este alimento.

El cacao crudo

¿qué es el cacao crudo? pues es el fruto del árbol cuyo nombre científico es Theobroma CacaoLa semilla se fermenta y se seca, y se extraen el cacao y la manteca de cacao. Estos granos son la base del chocolate en la forma en que hoy en día se consumen, pero éste es el que deberías evitar dado que el producto resultante es adictivo y nada saludable.

 A continuación tienes una foto del fruto del árbol (¿no te recuerda a una papaya con surcos?)

cocoa-1529743_1920

Dentro del fruto están las semillas, como puedes ver en la foto siguiente:

cocoa-bean-1282889_1920

Y son estas semillas las que se muelen para hacer el cacao en polvo, por ejemplo:

 cocoa-powder-1883108_1920

Polvos “disfrazados” y la manía por lo desgrasado

Ahora bien ¿qué ocurre con el cacao? Pues que nos lo encontramos de diferentes maneras. Hay muchas marcas conocidas que han utilizado el cacao en polvo como uno de sus ingredientes para crear productos que se venden como cacao, pero que en realidad no lo son. El cacao es cacao y, cuando empiezas a añadir, azúcar, trigo, etc. se convierte en un producto de todo menos saludable.

Por otro lado, nos encontramos el cacao desgrasado que se convierte en una alternativa súper socorrida por la gente que quiere consumir alimentos sanos. Si desgrasas el cacao, ¡estás perdiendo propiedades increíbles de este alimento! La fobia por no comer grasas es un peligro. Yo antes también pensaba que, si lo habían desgrasado, significaba que podía comer sin preocuparme por engordar. Y no es así. Hay que evitar las grasas malas no sólo por los problemas de peso, sino por lo que supone para la salud su consumo, pero ¡la grasa del cacao no es mala! Es súper saludable.

Beneficios del cacao crudo

Así que lo interesante es que consumas el cacao crudo sin desgrasar, es decir, lo más natural posible. De esta forma te aseguras de incluir todos los cientos de nutrientes y fitoquímicos que tiene este fruto, desde grandes cantidades de antioxidantes hasta pequeñas cantidades de oligoelementos. De hecho, el cacao crudo es una de las plantas que más antioxidantes tiene del mundo.

Y, si con lo que llevas leído durante estos dos post, no has tenido suficiente empuje como para que te animes con este ingrediente, aquí te dejo los beneficios que obtendrás si consumes cacao de calidad:

1. Contiene una cantidad importante de ácido esteárico, un ácido graso saturado que no aumenta el nivel de colesterol malo (LDL) en la sangre, lo que resulta fundamental para la salud cardiovascular.

2. Como te comentaba anteriormente, tiene propiedades antioxidantes, debido a su riqueza en flavonoides,  que ayudan a combatir los radicales libres, relacionados con el envejecimiento (la degeneración de las células del organismo) y con enfermedades como el cáncer.

3. Tiene cantidades importantes de magnesio, mineral fundamental para la salud ósea. La salud de tus huesos no depende exclusivamente de tu ingesta de calcio. El magnesio es fundamental también.

4. El cacao presenta cantidades importantes de otro minerales como el hierro, necesario para la sangre; el manganeso, necesario para producir enzimas; el cromo, para controlar el azúcar en sangre; y el zinc, fundamental para el sistema inmune, el aparato reproductivo y la salud mental.

5. Es estimulante porque contiene un alcaloide llamado teobromina. Si consumes cacao tus capacidades cognitivas se estimularán, de modo que, cuando necesites estar muy atento o concentrado, puede venirte muy bien.

6. Contiene diversas sustancias con propiedades muy interesantes como la feniletilamina, que es un inhibidor del apetito; la anandamida, producida por nuestro cuerpo después de hacer ejercicio; el triptófano, aminoácido esencial, precursor de la serotonina, que es una sustancia antidepresiva.

7. Tiene fibra soluble, gracias a la cual ayuda contra el estreñimiento y, por tanto, a reducir los niveles de colesterol malo.

8. Resulta muy beneficiosa para hidratar las pieles secas, dado que las mascarillas hechas a base de este ingrediente tienen una sustancia llamada linolina que consigue humedecer la piel.

9. También para aquellas personas que sufren de artrosis o de artritis, un masaje hecho a base de cacao puede mejorar el estado de las articulaciones.

necesitaba

 Recetas fáciles y súper rápidas

Para no dejarte con las ganas de cómo incorporar este manjar de dioses a tu dieta, te dejo algunas recetas que ya están publicadas en el blog:

Batido de cacao básico

Smoothiebowl de algarrobo con trigo sarraceno activado y frutas variadas. En vez de algarrobo en polvo, puedes poner cacao crudo o poner una parte de cada. El sabor es totalmente distinto.

 Tortitas con sólo dos ingredientes (o Pancakes). Aquí puedes añadirle a la mezcla de las tortitas una cucharita o dos de cacao en polvo. Te quedarán deliciosas.

Helado básico casero. Puedes transformar este sencillo helado y darle ese sabor a chocolate simplemente añadiendo una cuchara de cacao cuando estés elaborando el helado.

necesitaba

Así que lo único que te queda por hacer es ir a una tienda especializada o un herbolario con venta de productos especializados y pedir cacao crudo en polvo sin desgrasar. Por mi parte, en breve voy a compartir por aquí una receta de esas que me gustan mucho mucho y espero que a ti también: rápida, con pocos ingredientes, saludable y buenísima. Así que, atenta para no perdértela. Recuerda que te puedes apuntar a la newsletter para poder estar al tanto de las nuevas publicaciones (apúntate aquí).

Un abrazo chocolatero 😉

firma

 

Esperanza de la Torre
info@esperanzadelatorre.com
2 Comments
  • Ana
    Publicado a las 11:56h, 28 Abril Responder

    Hola Esperanza,

    Por curiosidad ¿Sabrías si en los super del estilo Alcampo o Carrefour lo podría conseguir? ¿O sólo se venden en herbolarios y tiendas especializadas?

    Un saludo

    • Esperanza de la Torre
      Publicado a las 14:54h, 28 Abril Responder

      Hola Ana. Desgraciadamente no te puedo confirmar que lo tengan. La mayoría de los que venden en grandes superficies suelen ser desgrasados. De todos modos, también es verdad que estas tiendas cada vez tienen una oferta más amplia. Si no lo encuentras, siempre será mejor que compres cacao (aunque esté desgrasado) que las mezclas con azúcar, trigo, etc. o que te decantes por tabletas de chocolate con azúcar o maltitol. Espero haberte ayudado y gracias por pasarte por aquí. Un abrazo

Añade un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies