Esperanza de la Torre | Diabetes tipo 1 y 2 ¿cuál es una enfermedad autoinmune?
En este artículo encontrarás toda la información más relevante en relación con la diabetes: qué tipos de diabetes existen, cuáles son las características de cada tipo y los síntomas más frecuentes.
19334
post-template-default,single,single-post,postid-19334,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 
Diabetes tipo 1 y 2-cuál es una enfermedad autoinmune

Diabetes tipo 1 y 2 ¿cuál es una enfermedad autoinmune?

Después de este parón veraniego más que necesario, aquí andamos nuevamente con ganas de que aprendas más sobre las enfermedades autoinmunes. Y en esta ocasión vamos a hablar sobre una enfermedad muy frecuente en la actualidad, la diabetes. A lo largo del post vamos a ver los tipos de diabetes que existen, en qué consisten cada uno de ellos, cuáles son los síntomas que presentan las personas que la padecen y cómo se detecta. Quédate porque te sorprenderás al leer sobre esta patología que se ha convertido en una auténtica epidemia.

Qué es la diabetes

La Diabetes Mellitus, conocida popularmente como Diabetes, es un conjunto de enfermedades en el que el nivel de glucosa en sangre se encuentra muy elevado de manera crónica o persistente. De hecho, Mellitus viene del griego melli, que significa, miel.

 

Causas de la diabetes

La glucosa, es decir, el azúcar de los alimentos que ingerimos, es utilizada como combustible por las células para poder llevar a cabo las distintas funciones: respirar, hacer la digestión, correr, pensar, hablar, saltar, etc.

Ahora bien, para que las células hagan uso de dicha glucosa, el cuerpo utiliza una hormona. Esta hormona, producida por el páncreas, es la insulina; y se encarga de facilitar la entrada de la glucosa en la célula. Se podría decir que la insulina es como la llave que permite a la glucosa acceder al lugar donde van a ser aprovechadas como combustible. 

Diabetes

Sin embargo, en determinadas personas lo que ocurre es que la glucosa no llega a su destino para ser utilizada como combustible. En estos casos, en vez de entrar en las células, la glucosa permanece en la sangre durante más tiempo del que resulta seguro.

Cuando sus niveles son altos de manera recurrente puede deberse a tres motivos:

1. Problemas a la hora de producir insulina, es decir, el órgano encargado de generar insulina, el páncreas, tiene problemas y no produce la suficiente o nada en absoluto.

2. Resistencia a la acción de la insulina para utilizar la glucosa, es decir, aunque el páncreas produce insulina, esta insulina no es capaz de abrir el canal de acceso de la glucosa a la célula.

3. Combinación de los dos motivos anteriores. 

Y es, en estos casos, en los que se produce un desorden metabólico que se conoce con el nombre de diabetes.

La hiperglucecima, es decir, un nivel alto de glucosa en la sangre de manera continuada puede tener serios problemas para la salud. Sin el seguimiento y tratamiento adecuados estos efectos pueden, en algunos casos, ser incluso mortales.

 

Detección de la diabetes

Si tienes antecedentes familiares de diabetes o sospechas que puedes tener diabetes, lo más conveniente es que acudas a tu médico para que te hagan un análisis de sangre y determinen si tienes este tipo de patologías.

Para poder detectar si una persona tiene o no diabetes, el médico tiene que averiguar cuál es el nivel de glucosa que dicha persona tiene en su sangre. Esta información se denomina Glucemia.

Ahora bien, la mejor manera de averiguar el nivel de glucemia es mediante un análisis de sangre venosa cuando la persona está en ayunas. Es lo que se denomina Glucemia basal en plasma venoso.

Si la persona en vez de hacerse una análisis de sangre (plasma venoso), utiliza sangre capilar (pinchando un dedo), obtiene un resultado orientativo. Lo mismo ocurre si la persona no se encuentra en ayunas. El resultado puede servir, pero no se puede considerar 100% fiable si no se realiza con sangre venosa y en ayunas.

Y ¿cuál es el resultado que se debe obtener para saber que se está dentro del rango normal? Pues las cifras normales de glucosa en sangre es menor de 110 mg/dl.

Además, existen diferentes pruebas para determinar si una persona tiene diabetes: A1C, glucosa plasmática en ayunas, prueba de tolerancia a la glucosa oral y la prueba aleatoria de glucosa plasmática.

 

Tipos de diabetes

Existen diferentes tipos de clasificaciones para la diabetes. Según la Organización Mundial de la Salud, nos podemos encontrar frente a tres tipos de diabetes:

• Diabetes tipo 1

• Diabetes tipo 2

• Diabetes gestacional

Ahora bien, si tenemos en cuenta la clasificación que hace el Ministerio de Sanidad español y la Asociación Americana de Diabetes, la clasificación es la siguiente:

• Diabetes tipo 1

• Diabetes tipo 2

• Diabetes gestacional

• Otros tipos de Diabetes

La diferencia principal entre los distintos tipos de diabetes es la causa que origina cada uno de ellos. Sin embargo, existen otros aspectos que también contribuyen a esta diferenciación. Veamos a continuación los distintos tipos de diabetes.

 

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1, también conocida como diabetes insulinodependiente o diabetes juvenil, es el único tipo de diabetes que, en realidad, es una enfermedad autoinmune.

En el apartado anterior veíamos que uno de los motivos que pueden llevar a que una persona padezca diabetes es que su páncreas tenga problemas a la hora de producir insulina. Éste es el caso de la diabetes tipo 1.

En este tipo de diabetes, el órgano encargado de producir insulina, el páncreas, no funciona adecuadamente. Como consecuencia, la glucosa no puede entrar en las células para ser utilizada como combustible porque no se produce insulina o no se produce la suficiente como para que abra los suficientes canales de acceso de la glucosa a la célula.

Si la glucosa permanece en la sangre durante más tiempo del necesario, ésta puede originar problemas en el corazón (problemas cardíacos), en los riñones (nefropatías), en los ojos (ceguera), los nervios (neuropatías) y la boca (problemas en dientes y encías). También pueden causar pie diabético, trastornos óseos y de las articulaciones, disfunción sexual, complicaciones cutáneas, etc. Incluso, si no es controlada a tiempo, puede causar la muerte.

 

Quién puede tener diabetes tipo 1

Este tipo de diabetes suele desarrollarse repentinamente. Aunque puede manifestarse a cualquier edad, la aparición de esta enfermedad autoinmune suele ser más frecuente durante la infancia.

Diabetes tipo 1

 

Causas de la diabetes tipo 1

En la diabetes tipo 1 el sistema inmunológico ataca unas células, las células beta, que son productoras de insulina en el páncreas. Como resultado de este proceso, estas células son destruidas progresivamente. Es cuando el páncreas deja de tener la capacidad de producir insulina de manera irreversible.

La consecuencia más directa de este hecho es que el paciente que tiene diabetes tipo 1 tiene que utilizar insulina externa el resto de su vida, es decir, como su cuerpo no puede producirla, tiene que suministrársela a través de medicación.   

Desgraciadamente, se desconocen las causas que originan este tipo de diabetes. Sin embargo, como ocurre con otras enfermedades autoinmunes, se cree que son varios los factores que intervienen a la hora de desarrollar este tipo de patologías.

Determinados virus, factores medioambientales, la leche de vaca, el gluten, una predisposición genética, etc. son algunos de los factores que se bajaran como causantes de la diabetes 1. Ahora bien, no existen datos concluyentes que apoyen una teoría concreta como causa de la diabetes tipo 1.

 

Síntomas de la diabetes tipo 1

En España cada año hay más de 1000 casos nuevos de niños con este tipo de patología. Los síntomas más frecuentes que presentan las personas con diabetes tipo 1 son los siguientes:

1. Aumento de la sed

2. Aumento de la orina

3. Hambre constante

4. Pérdida de peso

5. Visión borrosa

6. Sensación de cansancio permanente

7. Heridas que tardan en cicatrizar

 

Síntomas diabetes tipo 1

Las personas que tienen diabetes tipo 1 tienen que controlar los niveles de glucosa en la sangre todos los días. Además, estos pacientes tienen que inyectarse insulina de por vida diariamente o hacer uso de una bomba de insulina para controlar dichos niveles. También es fundamental que sigan un plan de alimentación adecuado, así como hacer ejercicio físico de manera regular.

 

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2, la más común de los distintos tipos de diabetes,  no es una enfermedad autoinmune, es decir, en este caso el sistema inmunológico no destruye las células productoras de insulina del páncreas.

Lo que ocurre con la diabetes tipo 2 es que la insulina producida no es suficiente o la insulina no trabaja bien, o se producen ambos casos. El resultado en todos ellos es el mismo: los niveles de glucosa en la sangre se mantienen elevados durante más tiempo del que se considera seguro para la salud.

Como ocurría con la diabetes tipo 1, si la glucosa permanece en la sangre durante más tiempo del necesario, ésta puede originar problemas en el corazón (problemas cardíacos), en los riñones (nefropatías), en los ojos, los nervios (neuropatías) y la boca (problemas en dientes y encías). También pueden causar pie diabético, trastornos óseos y de las articulaciones, disfunción sexual, complicaciones cutáneas, etc. Incluso, si no es controlada a tiempo, puede causar la muerte.

Diabetes tipo 1

 

Quién puede tener diabetes tipo 2

Aunque la diabetes tipo 2 puede aparecer en persona de cualquier edad, incluidos los niños, son los adultos y las personas mayores los que tienen mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Existen una serie de factores que aumentan las posibilidades de tener diabetes tipo 2. A continuación tienes una lista de aquellos aspectos que debes tener en cuenta para saber si tienes todas las bazas para tener esta patología:

1. Ser mayor de 40 años

2. Ser una persona obesa o con sobrepeso

3. Tener familiares con diabetes

4. No hacer ejercicio de manera regular

5. Tener una dieta poco saludable

6. Tener tensión alta y colesterol alto

7. Padecer prediabetes

Las personas que tienen prediabetes son aquellas personas que tienen unos niveles elevados de azúcar en sangre, pero estos niveles no son lo suficientemente altos como para ser diagnosticados con diabetes tipo 2.

Causas diabetes tipo 2

 

Causas de la diabetes tipo 2

En la actualidad se está viendo como en este tipo de diabetes, también conocida durante mucho tiempo como diabetes no insulinodependiente,  la edad no resulta un factor determinante a la hora de que una persona presente esta patología, sino que el gran protagonista en este tipo de diabetes es el estilo de vida .

De hecho, haciendo cambios en la alimentación y en el estilo de vida, las personas que presentan diabetes tipo 2 pueden regular los niveles de azúcar en sangre sin la necesidad de que se estén medicando con insulina. La necesidad de medicación, ya bien sea oral o insulina (inyecciones), la determinará el médico.

Diabetes tipo 2

 

Síntomas de la diabetes tipo 2

Los síntomas más frecuentes que presentan las personas con diabetes tipo 2 aparecen lentamente y son los siguientes:

1. Aumento de la sed

2. Aumento de la orina

3. Picores y piel seca

4. Aumento del apetito

5. Infecciones

6. Cansancio o fatiga

7. Heridas que tardan en cicatrizar

Existen otros signos y síntomas menos frecuentes de la diabetes como son: ausencia de menstruación en las mujeres, aparición de impotencia en el caso de los hombres, dolor abdominal, náuseas y vómitos, irritabilidad, mal aliento, hormigueo en manos y pies, etc.

 

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es aquella diabetes que empieza o se diagnostica por primera vez durante el embarazo, ya que las hormonas que se secretan bloquean el correcto trabajo de la insulina. Una vez que se da a luz, la diabetes gestacional desaparece.

Diabetes gestacional

 

En nuestro caso, la diabetes que nos interesa es la diabetes tipo 1, que es la única que es una enfermedad autoinmune. Sin embargo, para que tengas todo mucho más claro, en el próximo post te hablaré sobre las diferencias que existen entre la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2.

Un abrazo,

 

Quizá te interesa leer también sobre:

Esperanza de la Torre
info@esperanzadelatorre.com
0 Comentarios

Añade un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies