Esperanza de la Torre | Tipos de artritis juvenil
En el artículo de hoy analizaremos los distintos tipos de artritis juvenil que hay, así como las características principales de cada uno de ellos. Algo fundamental teniendo en cuenta que cada tipo de artritis una cursa de una manera diferente y tiene un pronóstico también diferente.
19264
post-template-default,single,single-post,postid-19264,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 
Tipos de artritis juvenil

Tipos de artritis juveniles

Hace poco comentábamos en el blog qué es la artritis juvenil, cuáles son los síntomas que presenta y las causas. Sin embargo, también hablábamos de algo muy importante y es la confusión terminológica que hay en cuanto a esta enfermedad y el hecho de que, en realidad, no hay un única enfermedad que se denomine artritis juvenil, sino distintos tipos. De los tipos de artritis que se dan en los niños y adolescentes es de lo que vamos a hablar hoy. Algo fundamental teniendo en cuenta que cada tipo de artritis una cursa de una manera diferente y tiene un pronóstico también diferente.

Qué es la artritis idiopática juvenil

La artritis idiopática juvenil (AIJ) es la artritis juvenil más frecuente. Esta artritis engloba un conjunto de artritis inflamatorias crónicas pediátricas (que cursan en menores de 16 años), de ahí que se denomine juvenil; y de causa desconocida, de ahí que se denomine idiopática (según el DRAE: dicho de una enfermedad, de causa desconocida).

Por tanto, no se trata de una única enfermedad, sino de varios tipos de artritis. Y es que, dentro de los distintos tipos de artritis idiopáticas juveniles, existen diferencias características que se dan en cada una de ellas, tanto en la clínica como en la genética.

Tipos de artritis idiopáticas juveniles

  • Artritis idiopática juvenil oligoarticular o pauciarticular
    • Artritis idiopática juvenil oligoarticular o pauciarticular persistente
    • Artritis idiopática juvenil oligoarticular o pauciarticular extendida
  • Artritis idiopática juvenil poliarticular
    • Artritis idiopática juvenil poliarticular FR (-) (Factor Reumatoide negativo)
    • Artritis idiopática juvenil poliarticular FR (+) (Factor Reumatoide positivo)
  • Artritis idiopática juvenil sistémica (o de inicio sistémico)
  • Artritis idiopática juvenil con entesitis
  • Artritis psoriásica juvenil
  • Artritis indiferenciada

Esta clasificación se basa fundamentalmente en el número de articulaciones afectadas, los síntomas que presenta el paciente y la presencia de ciertos anticuerpos en sangre.

Artritis Idiopática Juvenil Oligoarticular o Pauciarticular

Esta es la artritis antes conocida con el nombre de Artritis Reumatoide Juvenil. Más de la mitad de los niños afectados por esta enfermedad tienen este tipo de artritis.

Por lo general, es un tipo de artritis juvenil que durante los primeros seis meses de la enfermedad afecta como máximo a cuatro articulaciones preferentemente grandes, con más frecuencia afecta a las rodillas, a los tobillos y a los codos.

Artritis Idiopática Juvenil Oligoarticular

Sin embargo, se diferencian entre dos tipos de artritis idiopática juvenil oligoarticular: la AIJ oligoarticular extendida y la AIJ oligoarticular persistente.

 

Artritis idiopática juvenil oligoarticular persistente

En este caso, la artritis afecta durante toda la evolución de la enfermedad como máximo a cuatro articulaciones.

Artritis idiopática juvenil oligoarticular extendida

A diferencia de la persistente, la artritis idiopática juvenil oligoarticular extendida afecta a más de cuatro articulaciones durante los primeros seis meses de evolución.

 

En ambos casos, es decir, tanto en la AIJ oligoarticular persistente como en la extendida, cuando los niños llegan a la edad adulta, suelen haber superado la enfermedad, aunque este hecho suele depender de la edad en la que empezaron a mostrar los primeros síntomas. Si el niño era menor de 7 años, existe la posibilidad de que, con el tiempo, experimente una remisión de la enfermedad. Sin embargo, en el caso de niños mayores de 7 años, las posibilidades de que esta remisión tenga lugar son mucho menores.

En este tipo de patología hay un riesgo elevado de que el niño presente una inflamación ocular denominada iridociclitis o uveítis anterior crónica. En esta inflamación no hay una manifestación evidente que nos ponga sobre aviso, como pueden ser los ojos rojos o doloridos. Por ello, si no se vigila, este problema ocular llevar a la pérdida de la visión, incluso hasta la ceguera.

Algunos de los niños con este tipo de artritis reumatoide juvenil presentan anticuerpos en sangre, llamados ANA, del inglés AntiNuclear Antibodies, es decir, anticuerpos antinucleares.

 

Artritis Idiopática Juvenil Poliarticular

Este tipo de artritis reumatoide juvenil puede darse a cualquier edad de la niñez o adolescencia, y tiene una prevalencia del 25%. Sin embargo, las niñas son las que se ven más afectadas que los niños por este tipo de artritis.

En el caso de esta artritis, durante los primeros seis meses de la enfermedad se ven afectadas cinco o más articulaciones, principalmente las articulaciones pequeñas, como la de los dedos y la de las manos. No obstante, la artritis idiopática juvenil poliarticular también puede afectar a las articulaciones que cargan peso y otras, como son la cadera, el cuello, la mandíbula y los hombros.

Artritis idipatica juvenil tipos

De hecho, este tipo de artritis suele ser simétrica, es decir, que afecta la misma articulación a ambos lados del cuerpo (las dos rodillas, las dos muñecas, los dos codos, etc.).

Existen dos subtipos: la AIJ poliarticular con factor reumatoide positivo y la AIJ poliarticular con factor reumatoide negativo. En el primer caso, nos encontramos que el factor reumatoide es positivo; en el segundo, negativo. El factor reumatoide es un anticuerpo que está elevado en algunas enfermedades reumáticas y en algunas infecciones crónicas.

 

Artritis idiopática juvenil poliarticular FR (-) (Factor Reumatoide negativo)

Es el subtipo más frecuente de AIJ poliarticular. En este subtipo el factor reumatoide sale negativo. Sin embargo, nos encontramos que en cuanto a los anticuerpos ANA pueden dar positivos o negativos. En el caso de que los anticuerpos sean positivos hay muchas más posibilidades de desarrollar uveítis.

artritis idiopática juvenil sistémica

En cuanto a las manifestaciones articulares, nos encontramos con que este tipo de artritis afecta a cinco o más articulaciones, y lo suele hacer de manera asimétrica o simétrica. También existen casos en los que la inflamación articular es menos intensa, pero sí se produce mayores contracturas en flexión.

Artritis idiopática juvenil poliarticular FR (+) (Factor Reumatoide positivo)

Este tipo de artritis idiopática juvenil representa sólo entre el 2% y 5% de todos los pacientes diagnosticados. Este tipo de artritis juvenil es el equivalente a la artritis reumatoide en los adultos. De hecho, es prácticamente el único tipo de artritis juvenil que puede cursar con nódulos reumatoides.

Otra de las características de este subtipo es que afecta de manera simétrica a pequeñas articulaciones de las manos y los pies, pero también a grandes articulaciones como pueden ser las rodillas, tobillos, etc.

Artritis Idiopática Juvenil sistémica (o de inicio sistémico)

Este tipo de artritis reumatoide juvenil es el menos común de todos los tipos. De hecho, solo afecta al 10% de los niños y adolescentes diagnosticados con esta enfermedad. Cuando un niño sufre este tipo de artritis, no sólo se ve afectadas las articulaciones, sino otros órganos, de ahí que se denomine sistémica.

Durante o después de la inflamación de una o más articulaciones, el niño que tiene este tipo de artritis tiene fiebres altas de hasta 40 ºC a lo largo de dos semanas. Además presenta erupciones persistentes en la piel de color salmón.

Desgraciadamente una vez que la inflamación empieza a hacer acto de presencia origina un daño irreversible en las articulaciones y en los órganos internos, como el corazón (pericarditis), los pulmones (pleuritis), el hígado, los nódulos linfáticos y el bazo.

Artritis idiopática juvenil

 

Artritis relacionada con entesitis

En este tipo de artritis las articulaciones más afectadas son las de las piernas (caderas, rodillas, tobillos y dedos de los pies). Y se denomina así porque es muy común que se produzca una inflamación de las zonas de unión del hueso con los tendones y ligamentos (entesitis).

También suele ser característico de este tipo de artritis la afectación ocular. Por suerte, en este caso hay manifestaciones claras que permiten controlar al niño (ojos rojos y dolorosos).

 

Artritis psoriásica juvenil

Este tipo de patología artrítica que cursa con una enfermedad de la piel denominada psoriasis, de modo que no sólo las articulaciones están afectadas, sino la piel también. Desgraciadamente no hay una línea temporal que nos advierta del problema, puesto que la psoriasis puede comenzar antes o después de la artritis.

Dentro de los signos y síntomas articulares que presenta el niño o adolescente que padece este tipo de artritis, nos encontramos con los propios de la artritis, es decir, inflamación y dolor articular. También puede ocurrir que afecte a los tendones, especialmente en el talón de Aquiles y en la planta del pie.

En cuanto a los signos y síntomas extra articulares que pueden darse, se encuentran:

  • Manchas secas, escamosas, rojas e irritadas.
  • Picazón y quemazón en las zonas afectadas por la psoriasis.
  • Pequeñas depresiones en las uñas, llamadas fóveas.
  • Manchas o líneas amarillas horizontales en las uñas

 

Las zonas afectadas por la piel van desde los párpados, los codos, rodillas, las zonas detrás de las orejas, la parte inferior del vientre o la línea del cuero cabelludo.

Artritis indiferenciada

Cuando un niño o un adolescente presenta signos y síntomas característicos de la artritis durante un período de al menos seis meses, cuya causa sea desconocida y que no cumpla con los criterios de los otros tipos de artritis idiopáticas juveniles, estamos frente a un tipo de artritis denominada artritis indiferenciada.

Como has podido comprobar hay multitud de tipos de artritis que afectan a los niños. Y, aunque es importante saber cómo puede evolucionar la enfermedad de tu hijo, no significa que nos debamos quedar con esa etiqueta y dejar de encontrar una solución que ataque a la raíz del problema. Los parches sólo sirven para un tiempo. No te olvides.

 

Un abrazo,

 

Quizá te interesa leer también sobre:

Esperanza de la Torre
info@esperanzadelatorre.com
0 Comentarios

Añade un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies