Apúntate a mi newsletter y recibe todas las novedades

RESPONSABLE: ESPERANZA DE LA TORRE ACOSTA. FINALIDAD: GESTIONAR EL ENVÍO DE INFORMACIÓN Y PROSPECCIÓN COMERCIAL Y DAR ACCESO A LOS PRODUCTOS ONLINE. LEGITIMACIÓN: CONSENTIMIENTO DEL INTERESADO. DESTINATARIOS: EMPRESAS PROVEEDORAS NACIONALES Y ENCARGADOS DE TRATAMIENTO ACOGIDOS A PRIVACY SHIELD. DERECHOS: ACCEDER, RECTIFICAR Y SUPRIMIR LOS DATOS, ASÍ COMO OTROS DERECHOS COMO SE EXPLICA EN LA INFORMACIÓN ADICIONAL. INFORMACIÓN ADICIONAL: PUEDES CONSULTAR LA INFORMACIÓN ADICIONAL Y DETALLADA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS EN MI PÁGINA WEB.

Esperanza de la Torre

Facilitadora en procesos autoinmunes y concienciales

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono

© Esperanza de la Torre 2019  Todos los derechos reservados

Política de Privacidad y Política de Cookies

Buscar
  • Esperanza de la Torre

Los bombones más fáciles del mundo

Hoy te traigo un post breve, pero dulce. Porque lo prometido es deuda. Hace un par de semanas te hablaba sobre mi adicción al chocolate y 6 trucos que me ayudaron a superarla. Porque, a ver, ¿a quién no le vuelve loca el chocolate? Poca gente, ¿verdad? Y, claro, me di cuenta, cuando estaba escribiendo ese post, de que no era plan de decirte «el chocolate no es bueno para la salud» y punto, dejarte así, sin más. Menuda faena. Lo mínimo era darte una alternativa sana y deliciosa. Fue cuando, la semana siguiente, es decir, la semana pasada, te hablaba sobre el cacao en el post Chocolate vs Cacao – Recopilatorio de recetas. Y en ese post te dejé algunas recetas que ya tenía publicadas en el blog para que pudieras disfrutar de este maravilloso ingrediente sin complicarte la existencia.

Pero, claro, tenía ganas de enseñarte algo nuevo. Y aquí estamos hoy con la receta que ya has visto en el título: los bombones más fáciles del mundo. Ya sabes: pocos ingredientes, rápida de hacer, sana y tremendamente deliciosa. Cuando te des cuenta de que en cinco minutos tienes la receta lista y que sólo tienes que dejar reposar 15 minutos, tiempo que dedicas a recoger los dos cacharros que utilizaste, te vas a enganchar a hacer estos bombones. Pero no te preocupes, que un bombón de estos cada día no tiene el más mínimo peligro porque están hechos con ingredientes que nos aportan muchísimos nutrientes, que no nos restan, que nos dan salud, no nos la quitan!!!! Es que ¡dios mío! ¿por qué no enseñan esto en el colegio? Es pura supervivencia!! ¿o no? jajajaja. Venga, al lío, que me lío.

Contenido

  1. 1 Ingredientes para unos 30 bombones pequeños

  2. 2 Elaboración

  3. 3 Notas

Ingredientes para unos 30 bombones pequeños

  1. 100 gr de aceite de coco

  2. 50 gr de cacao crudo en polvo

  3. 75 gr de sirope de arce o ágave

  4. Una pizca de sal sin refinar

cacao

Elaboración

1. Derrite el aceite de coco al baño María.

2. Una vez derretido, incorpora el cacao, el sirope y la sal.

3. Remueve bien hasta obtener una mezcla homogénea.


4. Prueba y rectifica el sabor. Si te gustan más tirando a amargos, échale un poco más de cacao. Si, eres de las que le gusta más el dulce, pues un poquito más de sirope.

5. Vierte en un molde de silicona y guarda en el congelador. Si no tienes molde de silicona, puedes intentar hacerlo en una cubitera de hielo, pero sé cuidadosa a la hora de desmoldar.



5. Tras 15 minutos, ya tienes listos tus bombones de cacao. Si el molde fuese de figuras más grandes, tardarán un poco más en solidificarse.

cacao

Notas

1. Estos bombones, al llevar aceite de coco que se solidifica por debajo de los 25 ºC, necesitan que se conserven en la nevera, salvo que vivas en el Polo Norte o similar, en cuyo caso, en una cajita y listo.

2. Como te habrás podido imaginar, aquí tienes una receta base. ¿Qué es una receta base? Pues una receta a la que puedes añadir distintos ingredientes según tus gustos. Te dejo unas cuantas ideas por aquí para que vayas calentando motores:

  1. Aceites esenciales comestibles: naranja, limón, menta, fresa, etc.

  2. Canela en polvo

  3. Vainilla en polvo

  4. Coco en láminas o rallado

  5. Bayas de Goji

  6. Fruta deshidratada (mangos, fresas, moras, arándanos, kiwi, etc.)

  7. Frutos secos (nueces, avellanas, pistachos, anacardos, almendras, etc.)

  8. Semillas (girasol, calabaza, etc.)

  9. La piel de cítricos rallada (naranja, limón, mandarina, pomelo, lima)

  10. Cualquier otra cosa que se te ocurra 😉 Si te gusta experimentar, esta es tu oportunidad.

acao


¿Cuándo puedes incorporar estos ingredientes? Pues junto con el cacao y el sirope. Lo mezclas bien y listo. También puedes añadirlos en el molde y luego verter la mezcla de cacao. Te puedo asegurar que los sabores cambiarán totalmente. Así personalizarás estos bombones y serán doblemente deliciosos.

De todos, espero compartir contigo más adelante una receta un poco más elaborada para ayudarte a hacer unos bombones súper sabrosos y súper saludables, pero antes creo que toca una recetita de algo salado. En nada en el blog. ¿Quieres enterarte de cuándo se publica? Pues apúntate aquí a la newsletter y te aviso de todo 😉

Y ahora, ya sabes, a la cocina!!!

Un abrazo bombonero,